Mi día de huelga general

14N Valencia

Ayer fue el señalado 14-N y tuvo lugar la huelga general en toda España convocada por los sindicatos. No sé cuáles fueron los datos de participación, de cierre de comercios, o de asistencia a las manifestaciones. Lo cierto es que me da exactamente igual, porque ya sé que los sindicatos van a decir que todos los negocios de España estaban cerrados y que todos los españoles estuvieron en las manifestaciones, y que el gobierno, policía y demás, dirán que todos los negocios de España actuaron con total normalidad y a las manifestaciones fueron cuatro radicales. Esto, desde luego deberían hacérselo mirar ambas partes, o al menos dar cifras más parecidas a la realidad y menos cercanas a sus sueños.

En mi caso particular, yo vi, muy a mi pesar, un ambiente más cercano a la normalidad que a un día extraodinario. La gran mayoría de las tiendas y bares en mi barrio estaban abiertas -lo cierto es que no vi ninguna cerrada- y sin ninguna apariencia diferente ni carteles referentes a la huelga. Conforme me fui acercando al centro para acudir a la manifestación, sí comencé a ver estas pegatinas en los comercios de “Negocio cerrado por huelga”. Además, en esta parte de Valencia sí vi negocios cerrados, aunque siempre es difícil saber si el dueño ha cerrado las puertas por convicción para hacer huelga, o por miedo a los piquetes que podrían romperle el local. Un detalle que observé en varias ocasiones y que me llamó la atención, fue ver tiendas con la persiana medio bajada y atendiendo a los clientes, aunque con poca luz en el local. Algo así como estamos abiertos, pero poco y preparados para cerrar si vienen los piquetes.

Una vez en el epicentro de la manifestación, en la calle Xàtiva, precisamente la casa de los caramelos estaba abierta y funcionando sin problemas a pleno rendimiento y ningún manifestante se quejó de que no hiciese huelga. Es más, varios entraban y salían con bolsas de chucherías en la mano. A partir de ahí, iniciamos el recorrido de la marcha por toda la calle Colón sin ningún incidente. McDonald’s abierto, El Corte Inglés cerrado, aunque con algún trabajador dentro y la mayoría de tiendas cerradas. Caminamos con música, pancartas y lemas graciosos, destacando por ejemplo este: “Dimitir no es sólo un nombre ruso”. Lo cierto es que había mucha, mucha gente, pero evidentemente este dato no es algo concreto precisamente. De todas formas, hicimos lo que queríamos hacer: mucha gente protestando por algo que nos parece injusto y sin incidentes.

Esta fue mi visión personal del 14-N. Por otro lado, soy consciente de otros hechos no tan calmados, como la quema de algún contenedor cerca de El Corte Inglés o de un cajero por la zona. Además, todos vimos en televisión, las imágenes siempre desagradables de los piquetes amenazando a los trabajadores de los comercios abiertos y sobre todo, la lamentable imagen de una chica tirando un café por encima a una mujer que estaba sentada en una terraza del centro de Valencia. Una cosa es reivindicar unos derechos y otra muy distinta, perder los papeles de esta manera, perdiendo totalmente la razón. También en Barcelona y Madrid hubo incidentes, con cargas policiales y desalojo de los alrededores del Congreso de los Diputados. Incidentes aislados en los que se vieron implicados unos cuantos manifestantes, que seguramente serán los que salgan hoy en los telediarios, aunque fueron solo una diminuta minoría, frente a los millones de personas que salieron a la calle para protestar por las medidas del gobierno.

Anuncios

El País Vasco desde fuera

Urkullu y Mintegi

Iñigo Urkullu y Laura Mintegi, candidatos a lehendakari  de PNV y EH Bildu

El pasado domingo tuvieron lugar las elecciones en el País Vasco. El principal rasgo que dejaron claro los resultados fue que los votantes eligieron la vía nacionalista, ya que los dos principales partidos con esta ideología obtuvieron casi el 60% de los votos. El PNV fue la fuerza más votada con 27 escaños y más de 380.000 votos. Su líder, Iñigo Urkullu, será el próximo lehendakari. El segundo partido en número de  votos, fue EH Bildu. Sí, aquellos que fueron ilegalizados y que eran el partido más cercano a ETA. Obtuvieron 21 escaños y casi 277.000 votos. El resto de partidos quedó retratado tras estos comicios: PSOE (hasta ahora gobernando con Patxi López) obtuvo 16 escaños, el PP consiguió diez y UPyD tan solo uno.

Muchos se llevaron las manos a la cabeza. Seguramente los mismos que apelan a las urnas para justificar todo aquello que hace el gobierno. Para algunos casos la democracia es intocable y para otros, parece que no. Lo que es evidente, es que el resultado de las anteriores elecciones de 2.009, en las que el PSOE se hizo con el poder en coalición con el PP (extraña alianza para sacar al PNV del gobierno a pesar de que tenía más votos), estuvo condicionado por la decisión judicial de ilegalizar los diferentes partidos de la izquierda abertzale.

Desde fuera del País Vasco, nos han contado siempre que los nacionalistas son los malos de la película y que son lo mismo que ETA. Pues ahora resulta que cuando los terroristas dejan de matar y Bildu se legaliza, los vascos les dan el 25% de los votos y les otorgan el mejor resultado electoral de su historia, con siete escaños más que en su mejor logro. A lo mejor, ahora sin violencia, en el País Vasco comienza a hacerse la política que realmente querían los ciudadanos y hasta ahora no les habían dejado expresar, ni estas decisiones, ni los terroristas.

Por su parte, Urkullu gobernará con relativa comodidad, por la gran diferencia de votos recibidos con PSOE y PP y por la coincidencia en varios puntos ideológicos con la segunda fuerza más votada. No obstante, Bildu forzará al PNV a apretar al gobierno en varios puntos calientes históricamente, como el camino hacia la independencia o el acercamiento de presos etarras a cárceles vascas. De momento, parece que Urkullu no tiene prisas por tratar estos temas, ya que han sido otros asuntos los utilizados en campaña. Principalmente la crisis económica y la cercanía a los problemas que se viven en la calle, ha sido lo que más ha calado en su electorado, con el soberanismo como tema secundario y relegado al público que lo demandaba. Además, también se ha visto beneficiado por buscar al electorado nacionalista que desconfía de las intenciones de Bildu. Es decir, el tan conocido como artificial y falso, voto útil.

Parece por tanto, que ahora los principales debates pueden estar en la manera de hacer las cosas y en la velocidad con que se hagan. Bildu querrá que se aceleren los trámites, como un referéndum de independencia -sobre todo viendo la actuación de Cataluña forzando al gobierno central- y el PNV parece tenerlo en mente, pero sin ninguna prisa -más teniendo todavía fresco el fracaso del “Plan Ibarretxe”-, aunque teniendo tanto esto como el acercamiento de presos en su programa.

Por tanto, parece que puede haber bastantes cambios en el País Vasco y la cosa puede estar entretenida. Pero sobre todo, el factor importante es el diálogo y la naturalidad en todos los aspectos. ¿Por qué hay quien piensa que sabe más de un tema desde la lejanía? Desde fuera no conocemos todos los detalles y circunstancias que allí se viven y quizás si estuviésemos dentro, las veríamos de otro modo. No seamos tan listos y no digamos a nadie lo que tiene que pensar o sentir. Al menos, así es como yo lo veo… desde fuera.

Harto de siempre lo mismo

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Puede parecer extraño viniendo de alguien del mundo de la comunicación, pero creo que precisamente por eso, hace tiempo que dejé de ver los telediarios. No me interesa lo que cuentan. Muchas noticias tratadas por encima sin profundizar en ninguna, aunque nadie las entienda, ni siquiera ellos; temas introducidos por mero interés económico o empresarial (si publicitan una peli es porque la productora tiene algo que ver con el canal, si enfocan un tema de una manera es por la ideología del medio…) y sobre todo noticias irrelevantes pero morbosas. ¿Nos interesa conocer todos los casos de violencia doméstica que se producen con todo lujo de detalles? ¿Es importante conocer los detalles escabrosos de todos los accidentes de tráfico que hay en nuestras carreteras? ¿Nos va a aportar algo desde el punto de vista informativo?

Pero más aún, en esta época es insoportable el tratamiento que se hace de la crisis (ya dije que estoy muy harto de oir esta palabrita). Todos los días vemos a los políticos en los medios recitando sus discursos mentirosos, anunciando sus inútiles medidas o haciendo como que trabajan en distintas reuniones por toda Europa. Además, todo esto aderezado siempre con datos catastróficos de lo extremadamente mal que están las cosas. Pongas el canal que pongas, leas lo que leas u oigas lo que oigas, siempre hay algo relacionado con la mala situación que estamos viviendo. Pues yo estoy cansado de que nos depriman más, recordándonos que estamos mal y que vamos a seguir estándolo mucho tiempo más. Además, esto nos ha llevado a no hablar de otra cosa en nuestras conversaciones cotidianas. Vamos a dejar un poquito el tema ya por favor.

¿Conclusión?: Sabemos que estamos jodidos, pero no hace falta decirlo a todas horas en todos los sitios. Seguro que si se busca un poco habrá alguna buena noticia por ahí. ¿No?

¡Y finalmente Félix saltó!

Cayendo

Tras varios intentos fallidos y pospuestos, por fin hemos podido ver el salto de Félix Baumgartner desde la estratosfera. Habíamos asisitido ya a varias anulaciones del evento, debido a las malas condiciones climatológicas y muchos pensaban ya que esto era un montaje y que realmente no saltaría, pero ayer por la tarde, sobre las cinco y media comenzó la ascensión de la cápsula que transportaba a Félix arrastrada por un globo gigante. Este proceso de subida duró alrededor de dos horas y media, en las que todos estuvimos enganchados a la pantalla y comentando la jugada (whatsapp echando humo hasta que la aplicación se vio desbordada y dejó de funcionar unos minutos).

En este tiempo fuimos viendo cómo se hinchaba el globo y subía cada vez más, mientras en Teledeporte nos iban relatando los acontecimientos y aportando datos interesantes. Buen trabajo el que hicieron en TVE tanto en la narración, como en los comentarios expertos de compañeros de profesión (deportista extremo) de Baumgartner, médicos o entendidos en la materia. Lo cierto es que este proceso que podía parecer aburrido hasta llegar al momento del salto, fue realmente entretenido. No obstante, lo mejor estaba por llegar y la expectación era máxima por que llegara el instante importante.

Y llegaron las ocho de la tarde y la cápsula dejó de subir al alcanzar casi 39.000 metros, por encima de los 36.000 que en principio iba a ascender, batiendo el récord de altitud de un globo. Entonces Félix abrió la puerta y se vio una imagen realmente impresionante con la tierra de fondo.

IMG00818-20121014-2004

Entonces, Félix Baumgartner se puso de pie y no se lo pensó dos veces. Hizo un saludo militar y se dejó caer sin más. No pudimos ver la caída desde el punto de vista del saltador, pero lo seguimos a través de las cámaras de tierra sin demasiada calidad. Lo primero que vimos fue cómo el cuerpo caía aparentemente de manera descontrolada, pero fueron solo un par de minutos hasta que consiguió estabilizarse. En este periodo consiguió batir el récord de velocidad de un hombre sin ayuda mecánica al romper la barrera del sonido viajando a 1.173 Km/h. Tras cuatro minutos y 19 segundos de caída libre abrió el paracaídas, perdiendo así la posibilidad de romper otro récord, el de mayor tiempo cayendo sin freno, situado en 4:36 y en manos de Joe Kittinger, que saltó desde 31.333 metros hace 52 años y que ayer estuvo al mando de las operaciones y en permanente contacto con Baumgartner.

Una vez abrió el paracaídas ya fue un precioso paseo hasta llegar al suelo tranquilamente. La hazaña se consiguió con aparente facilidad, sin daños físicos para el saltador y en una caída más rápida de lo previsto. Todo fue un éxito y lo cierto es que fue realmente emocionante.

Salto Félix

PD: Por supuesto, este hecho no contentó a todo el mundo, cosa perfectamente entendible, aunque no en algunos casos. El vicesecretario general del PP, Esteban González Pons, dijo en Twitter que este evento le pareció caro e inútil. Igual ha olvidado que todo esto fue financiado con fondos PRIVADOS y cada uno con su dinero hace lo que quiere, pero si hace algo tan emocionante y tan increible como este salto pues mucho mejor. Lo que es realmente caro es despilfarrar nuestro dinero PÚBLICO en estupideces. En cuanto a lo que es realmente inútil se me ocurre por ejemplo la mayoría de los políticos. ¡Manda huevos!

El salto desde la estratosfera… ¿hacia dónde?

Imagen

Estos días estamos todos pendientes -o más bien medio pendientes- del famoso salto de un tipo desde la estratosfera hacia la tierra. Se programó para hace dos días, se anuló por problemas meteorológicos y se dejó para ayer. Finalmente tampoco pudo ser y se ha vuelto a posponer para mañana. Todo el mundo habla de este evento pero sin demasiados datos, sin saber realmente qué es lo que va a pasar, qué se quiere conseguir, cómo y quién es este deportista extremo austíaco llamado Félix Baumgartner, el hombre que va a realizar el salto.

Mucha incertidumbre y muchas dudas en torno al salto. De lo poco que sabemos es que subirá desde la base de Roswell en Nuevo México, EE.UU, en una cápsula, tardará dos horas y media o tres y saltará desde la estratosfera, desde unos 36 km de altura tardando cinco minutos en caer más los quince de descenso con el paracaídas. En este corto viaje, romperá la barrera del sonido (los aviones vuelan a unos 900 km/hora y él lo hará a más de 1.100). A partir de ahí se habla de si sobrevivirá, de hipótesis como que se le pueden mover los órganos del cuerpo y sobre todo, no nos engañemos, el principal atractivo para muchos es si lo veremos fracasar e incluso con algún final algo macabro.

Pero en toda historia no debemos olvidar que detrás de todo esto hay una marca publicitaria patrocinando todo el evento y su nombre se puede ver en todo lo que tiene que ver con las maniobras. En la cápsula donde se meterá el ya famoso Félix, en su traje, en todas las máquinas, e incluso en el nombre de todo el operativo podemos ver el nombre de la marca. Es, como todos sabéis, aquella bebida energética que te da alas y a la que paso de dar más publicidad.

Todo este entramado publicitario ya ha llevado a muchos desconfiados a pensar que se trata de un montaje que realmente solo tiene función de marketing y lo ven como una herramienta de potenciación de la marca más. Personalmente, está claro que hay intención publicitaria pero todo esta historia tiene que tener mucho más detrás. No obstante, me planteo qué busca realmente y no se qué dimensión real tiene. ¿Es solo la búsqueda de un récord más? ¿Sencillamente saltar más alto que quien lo hizo anteriormente en los años 60? A mí el hecho de estar todo el mundo mirando en la televisión a un astronauta en el espacio y con cierta incertidumbre en muchos de ellos, me recuerda a la llegada del hombre a la luna, aunque seguramente no se trata de un hito de tanta importancia. De momento todos seguiremos pendientes del salto, si es que finalmente se produce….

Cornudos y apaleados

Pongamos una situación hipotética: un gobierno votado por los españoles decide no cumplir con ninguna de sus promesas electorales, hacer cosas que dijo que no haría y dejar de lado otras que indicó como importantes. Además, sus medidas contra la tremenda crisis (quiero dejar de utilizar esta asquerosa palabra) que ellos mismos han creado, son totalmente ideológicas y nos llevan a una ruina mayor a los que ya estamos fastidiados. Por tanto, nos han robado el presente y el futuro. Y ahora resulta, que si nos quejamos por la situación, por ejemplo recientemente ante el congreso, nos pegan una paliza.

Pues esta situación si fuera hipotética parecería increible, pero al ser cierta ya da un poco de miedo. Nos quieren imponer unas ideas que beneficiarán a los mismos de siempre y perjudicarán también a los mismos de siempre. Tendremos, como ellos quieren, más ricos y más pobres y desaparece cada vez más la clase media. Y encima se supone que, como han ganado unas elecciones, nos tenemos que callar y quedarnos en casa. Perdón, pero no estamos de acuerdo en poner un papelito cada cuatro años y acatar con ello todas las salvajadas que decidáis hacer. Además, estoy seguro de que incluso muchos de los que votaron a este gobierno estarán desencantados con todas las promesas que ha incumplido, o al menos eso quiero creer, ya que confío en la lucidez de los votantes y en que se den cuenta de ello.

Pero lo peor de todo este problema es la falta de libertad de expresión y de manifestación. Las cargas brutales de la policía dan una imagen lamentable de un país supuestamente democrático y con total libertad para expresarse. Y por favor, no confundamos a los cuatro violentos de siempre con la inmensa mayoría de personas civilizadas y pacíficas que se manifiestan. Si algún salvaje aprovecha las aglomeraciones de gente para destrozar la ciudad, por favor que se le detenga, pero que no se repartan porrazos para todos.

Es intolerable que la policía cargue contra gente sentada y pacífica, como se hizo en el desalojo de la plaza de Cataluña en Barcelona y que no provoca disturbios, como se ha hecho recientemente en el Congreso de los Diputados en Madrid. No creo que la cosa funcione diciendo “hasta aquí hemos ‘llegao’ y a partir de ahora vienen los porrazos”. El obedecer a la policía sin más, porque los que mandan han decidido que ya les han molestado bastante, me recuerda a otra época. Sí, aunque suene demagógico y demasiado típico, me recuerda al franquismo.

No sé donde va a desembocar toda esta situación. De momento está claro que estamos en malas manos. Los que nos tienen que sacar de esto, nos hunden mucho más y los que nos tienen que defender, nos pegan palizas.

PD1: Además, el gobierno se está planteando modificar las leyes de manifestación. Todos en casa calladitos y aceptando las normas. ¿Será parecido a Corea del Norte? “Mariano eres nuestro líder….”

PD2: ¿Pensáis que el hombre de la foto estaba destrozando mobiliario urbano y pegando a los policías?